A los brasileños no les gusta nada tener que vestir la camiseta alternativa (color azul) en el partido del viernes contra Inglaterra. Además del amor que le tienen a la verde-amarilla, los antecedentes en este Mundial 2002 no son buenos para los equipos que vistieron la segunda camiseta: Francia y Argentina quedaron afuera vistiendo la suplente, y encima la nuestra era azul. La poca fortuna se prolongó en cuartos de final con las dos selecciones que lucieron ese color, Italia y Japón. Inglaterra, que tuvo la prioridad para elegir vestimenta y optó por su atuendo principal, saldrá con camiseta blanca, aunque también aman la roja porque con esa ganaron el Mundial del 66.

Uncategorized

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *