Cancherísima, hoy me hice la psicóloga canina y le arrebaté la perra a Cinthia, dándole plena seguridad de que si me la llevaba a casa por unas horas, cuando volviera a verla le iba a dar bola, le obedecería, le daría besos, le agradecería todo lo que ella hace por su bienestar (todas estas cosas espera Cinthia de Emma, una golden de 7 meses). Rufus casi se desmaya al verme entrar a casa con Emma. Jugaron, se pelearon, se mordieron, se hicieron variedad de cositas, me agotaron. Exigieron más atención que dos nenes de 4 años. Harta de que no me dieran pelota, dejé vía libre y les saqué unas fotos. Medio desastre, pero imperdibles estas caras 12. Cinthia vino a las horas y efectivamente: la pequeña la vio y se le tiró de cabeza (el pequeño también, qué va). Descubrí que Rufus es muy celoso, una lástima. Después fuimos a cenar a una parrillita de la esquina y Emma se portó mejor imposible. Rufus se quedó durmiendo en el balcony. En fin.. etc, etc.

Uncategorized

9 Replies to “Bla, bla, bla”

Leave a Reply to ® paulanet Cancel reply

Your email address will not be published.