Una vecina de Shaldon (UK) amante de los anfibios, persuadió a las autoridades para que construyeran rampas contra el cordón de una ruta y facilitar así el cruce de cientos de ranas, que se aparean en esta época del año. También convenció al municipio de que cerrara parte de la carretera durante el período de apareamiento para evitar que las ranas fuesen atropelladas al pasar al charco “amoroso”. Mientras tanto, en Argentina, otro piquete comienza.

animales

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *