Entre los muchos consejos, quejas, agradecimientos, información y fragmentos de todo tipo que leo en la recorrida por los weblogs, encontré en Alkimia esto que transcribo acá abajo:
AFECTOS
Mi hija, Belén (seis años), dice que me quiere mucho, yo también la quiero mucho a ella.
Mi hijo, Gastón (catorce años), no me dice nada, yo también lo quiero mucho a él.
Con mi esposa, Betina, también tenemos palabras.

Uncategorized

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *