Un estudio hecho por investigadores de la Queen’s University de Belfast mostró que la música clásica provocó en los perros comportamientos tranquilos, incluyendo el descanso y una baja frecuencia de ladridos. El heavy metal, por el contrario, causó comportamientos más inquietos, como aumento de ladridos y períodos más largos de tiempo en los que el perro estuvo de pie. Ni la música pop, ni la conversación humana, tuvieron algún efecto evidente sobre el comportamiento de los perros.
Mi perro ladra mucho cuando pasamos por un kiosko de revistas en el que están todo el día meta cumbia villera.

cualquiera

2 Replies to “Gustos”

Leave a Comment

Your email address will not be published.