Debe haber muy pocas tapas de Clarín en las que no aparezca la palabra “clave“. Ni hablar adentro, en donde debe leerse como quinientas veces. Todos los partidos son clave; decretos y leyes fueron clave para firmar con el Fondo; ahora, en el caso Belsunce, todo testimonio es clave (hasta dicen que un vello es clave). Y no es de ahora la fijación, es cosa de años. Les encanta esa palabra.

Uncategorized

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *