Quiero agradecer a la Academia de Avellaneda, a mi maestro García Ferré y a la Asociación Argentina de Fabricantes de Batitas de Bebés, quienes hicieron posible que yo haya recibido este premio. Thanx. (El hijo de la novia no ganó pero a mí me dieron un boomerang a la trayectoria: me eyectaron antes del primer corte).

Uncategorized

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *