Siento que Roxanova se va desvaneciendo. No sé qué sucede. Hace unos días desapareció parte del contenido de este weblog y ahora no andan los comentarios. Como si algo pasara con los datos. Estuve mirando, pero la verdad es que no encuentro el problema. Por eso, tampoco tengo la solución. Lamentable, sí. Será como en esos boliches en los que te suben las sillas a las mesas para decirte que ya hace rato que esperan que te vayas. “Es un aviso!” (Pinti, en Esperando la carroza). ¿Aviso de quién? Ah, qué se yo. De E.T. maybe.

Uncategorized

Leave a Comment

Your email address will not be published.