UNA IDEA DE MIERDA. En una exhibición de vehículos y motores impulsados por combustibles alternativos, se pudieron ver algunos movidos por electricidad, hidrógeno, gas natural, etc. Pero lo mejor fue un generador diesel que funciona a base de excremento de pollo. Dijo uno de sus creadores, profesor en West Virginia: “Fue genial comenzar a partir de algo que la gente se quería sacar de encima a toda costa, y convertirlo en una fuente de energía”.
De nuestro Congreso podría surgir otro combustible: está lleno de similares algos que muchos queremos sacarnos de encima. No, no me refiero a la caca de las palomas.

Uncategorized

Leave a Comment

Your email address will not be published.